Qué es el feminismo comunitario?

LA ESTACA Nº5 – 2016 – Pág2 – Género

 

Qué es el feminismo comunitario?

 

Por Carolina Pinilla, Leyla Pacheco,

Feminismo Comunitario de Santiago, Peñalolén y Lo Hermida.

El Feminismo Comunitario es una acción revolucionaria que se viene construyendo en Bolivia desde diversas vertientes, dos procesos sociales históricos del pueblo boliviano y dos organizaciones feministas. Los procesos sociales históricos son la memoria larga de las luchas de las mujeres aymara contra las formas de dominación patriarcal colonial que les toco vivir y el proceso de cambio revolucionario gestado por el pueblo boliviano a partir de octubre del año 2003, proceso en el que se plantean cambios políticos profundos y del cual las mujeres bolivianas son impulsoras y constructoras de este nuevo proceso de construcción política. Las organizaciones feministas de las que estamos hablando son la Comunidad Mujeres Creando Comunidad, con la participación de nuestra compañera Julieta Paredes Carbajal, que viene del feminismo autónomo y las discusiones políticas en los encuentros latinoamericanos feministas EFLAC. La otra organización es la Asamblea Feminista de la Paz la que fue parte de la resistencia durante la masacre en la lucha por el gas en 2003.

El Feminismo Comunitario es un movimiento orgánico, una práctica de lucha que se genera y se articula desde la autonomía de construcción política de las mujeres en Bolivia y en los pueblos de Abya Yala1. Es hacer política desde los cuerpos oprimidos de las mujeres. Se basa también en la confianza política, en la producción y la creación teórico social y la ética de las acciones. No se es feminista comunitaria por el solo hecho que se viva en una comunidad, puede ser que se viva allí, pero no es esto lo que lo define; lo que lo determina es el posicionamiento político de lucha desde el feminismo comunitario y la articulación orgánica de las mujeres con su pueblo explotado y oprimido. Es la lucha anti patriarcal, anti colonial, anti capitalista y la propuesta política de hacer comunidad en cualquier lugar y en cualquier territorio, es recuperar nuestros territorios, nuestros espacios como mujeres oprimidas haciendo comunidad dentro de nuestras comunidades y construir así, la comunidad de comunidades. El Feminismo Comunitario es también el regreso, el retorno de las mujeres en la comunidad como un hecho histórico e imprescindible.

El Feminismo Comunitario es crítico y no se identifica con los feminismos despolitizados que le hacen el juego a los sistemas de dominación. El feminismo institucional, eurocéntrico burgués, ese de la equidad de género, el academicista, racista y colonialista, que muchas veces se arroga la representatividad y la autoridad para hablar por las mujeres que viven en los márgenes de la sociedad, esos feminismos tradicionalmente no se han interesado por las luchas de los sectores bajos de los pueblos pobres, con esos feminismos no vamos a construir las feministascomunitarias. Nosotras construiremos las alternativas de liberación con nuestro pueblo pobre.

En este camino convocamos a todas, mujeres y hombres, movimientos sociales de bases de Abya Yala y el mundo entero a luchar por cambiar las estructuras de poder que oprimen y matan a mujeres, hombres, intersexuales y la naturaleza, sistemas de dominación que producen, alimentan y mantienen el patriarcado capitalista que también es colonial.

Como mujeres pobres en un contexto histórico de opresión y recuperando nuestra memoria histórica del feminismo popular en Chile, nos sentimos identificadas y convocadas por la propuesta política que hoy plantea el Feminismo Comunitario desde Bolivia y su proceso revolucionario. El Feminismo Comunitario plantea la lucha desde y con los pueblos, es decir, con hermanas y hermanos que comparten  opresiones y luchas, porque es una herramienta útil para la liberación de nuestros pueblos y sobretodo porque surge desde la mirada y la concepción de mundo de una construcción política de las propias mujeres y de Abya Yala.

¿Quiénes somos las feministas comunitarias de Lo Hermida y Peñalolén?

Somos mujeres pobladoras, mapuches, trabajadoras, cesantes, organizadas y en lucha que planteamos y definimos como imprescindible la transformación profunda del sistema opresor patriarcal.

Somos mujeres transgresoras, que nos rebelamos y abandonamos los roles tradicionales que el patriarcado y el capitalismo colonial ha impuesto en nuestras vidas. Nos organizamos en movimientos y organizaciones sociales por una vida digna, para la producción autogestionaria de viviendas comunitarias, que impulsamos y fortalecemos una educación popular, feminista y comunitaria utilizando la autoformación y el arte contestatario como herramienta política para la liberación de nuestros cuerpos de mujeres y de nuestro pueblo empobrecido.

Nosotras construimos a través de nuestras propias vivencias diarias, desde nuestros cuerpos de mujeres y territorios empobrecidos, desde lo popular. Hablar de lo popular, para nosotras feministascomunitarias de la zona Suroriente de Santiago de Chile, de las comunas de Lo Hermida y Peñalolén, es hablar desde nuestras experiencias como pueblo, es hablar desde la opresión y violencia que vivimos mujeres y hombres por la falta de oportunidades, recursos y alternativas. Pero por sobretodo, es también identificar la forma categórica en que los cuerpos de las mujeres pobres son maltratados y violentados. A partir de ahí nos posicionamos y nos situamos en un contexto histórico, recuperamos nuestra memoria de mujeres pobres organizadas y hablamos de feminismo popular.

1  En la lengua del pueblo Kuna, originario del norte de Colombia, Abya Yala significa “tierra madura”, “tierra viva” o “tierra en florecimiento” y es sinónimo de América.

   Referencias: Julieta Paredes, Adriana Guzmán, El tejido de la rebeldía, 2ª edición. http://www.feminismocomunitario.com/libros.html

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*