Putaendo resiste

Entrevista

 “Hemos tomado la decisión de hacer realidad la consigna:

la tierra es de quien la trabaja”

Luis Manzano, dirigente de la Asamblea Popular de Putaendo.

 

Por Equipo La Estaca

 A 20 kilómetros de la comuna de Putaendo y a un poco más de una hora de Santiago se encuentra una comunidad de criadores de cabras, vacas y caballos, en la pre cordillera de la Quinta Región.

Son 35 familias que viven en promedio desde hace 20 años en condiciones de extrema pobreza, sin agua (el agua bebestible la traen en camión), sin luz, sin alcantarillado ni comunicación. Allí al interior de chozas de madera han nacido sus hijos y sus nietos, quienes tienen que ir hasta Putaendo para estudiar, y deben caminar entre 1 y 2 horas para alcanzar el bus de la municipalidad que los traslada todos los días hasta el lugar donde se encuentra la escuela.

Son familias nómades, que pasan una mitad del año en Chile y la otra en Argentina, ya que se trasladan junto a sus animales en búsqueda de agua y comida.

Allí llegamos, invitados por la Comunidad de Crianceros El Manzano y por la Asamblea Popular de Putaendo.

Nos esperaban con un rico pan amasado y un exquisito queso de cabra, con música y bebidas.

Se realizaba una asamblea a la que estaba invitado el Alcalde y los concejales de la comuna de Putaendo, además de los vecinos del sector.

En esta Asamblea ellos dan a conocer los problemas que enfrentan como crianceros. La Ganadera Tongoy (empresa transnacional con capitales suizos) les cobra anualmente alrededor de $1.000.000 para poder estar con sus animales en los terrenos. Cantidad que cada año va en aumento, llegándose a exigirles el pago adelantado del año siguiente. También se les cobra el paso de los animales por el fundo cuando los trasladan a la montaña a pastar.

Durante todos estos años los cabreros jamás han visto a los dueños de la Ganadera Tongoy, una transnacional suiza que remató grandes extensiones de terreno que fueron de propiedad del Estado de Chile.

Ahora los crianceros decidieron no seguir pagando y exigen a Ganadera Tongoy que muestre las escrituras que acrediten la propiedad del fundo, ya que por las indagaciones llevadas a cabo por el abogado que los asesora, la ganadera sólo sería dueña de una parte de los terrenos del fundo y otra gran parte de ellos estarían en situación irregular.

Entrevistamos a Luis Manzano, criancero y dirigente de la Asamblea Popular de Putaendo, quién nos señala:

“Se juntaron crianceros, las esposas, los jóvenes, las familias completas donde tomaron la determinación de fortalecer la organización, buscar apoyo en la Asamblea Popular de Putaendo e impulsar una lucha por la defensa de nuestros derechos. La primera consigna que salió, con el apoyo de la Asamblea Popular, fue NO PAGAMOS MÁS!, y así lo han hecho y no han pagado más.

“La segunda consigna que salió muy fuerte fue: EL CERRO ES NUESTRO, con esta consigna se pintó el cerro y se pintaron lienzos. La tercera consigna es: NO QUEREMOS NEGOCIACIÓN porque aquí no hay negociación con nadie, porque los crianceros tienen acá en el cerro entre 20 y 50 años viviendo. Son varias generaciones y, por lo tanto, ellos están diciendo que el cerro les pertenece. Y como última instancia de las demandas que tienen los crianceros de El Manzano es que, bajo ningún punto de vista ellos abandonarán el cerro.

“Aunque la Ganadera Tongoy lograra aparecer con una escritura de propiedad (cosa que hasta ahora no ha sucedido), de acá del cerro no los mueve nadie. El estado tendrá que hacerse parte y pagarle al particular, o como quieran hacerlo, para que los crianceros se queden con el cerro. Este sería el último cartucho que se va a quemar. Sin embargo tenemos una garantía y es que se ha indagado en el Conservador de Bienes Raíces de La Ligua, que es el que corresponde a este sector, y se ha visto que no hay escritura y no se han encontrado escrituras en ningún lado, prueba de eso es que, ante una demanda puesta por la propia ganadera a través de su abogado, se pisaron la cola y quedaron desenmascarados ellos mismos al no poder acreditar propiedad legal por parte de Ganadera Tongoy.

“Ha quedado demostrado que hay cosas oscuras, truchas, y es más, lo que sí hemos logrado indagar y ver, es que en la última oportunidad este fundo pertenecía a la CORFO, es decir, al estado de Chile, desde ahí que vienen unos traspasos, que vuelvo a insistir, son poco transparentes”.

Prosigue Luis Manzano: “Yo creo que con esta lucha que se está dando vamos a lograr que el cerro sea de los crianceros, porque ellos mismos tienen la consigna de que la tierra es para quien la trabaja y no para el que explota a los campesinos.

Rodrigo Araníbar, presidente de la Comunidad de Crianceros, nos cuenta que la organización está cada día más fuerte y nos relata como decidieron tomarse los terrenos del fundo donde ya van a cumplir 3 meses, confirmándonos además, que la Ganadera Tongoy no ha podido acreditar la tenencia de la tierra.

Nos cuenta que el objetivo de la actividad a la que asistimos, es inaugurar la bandera de la comunidad y al mismo tiempo lograr que el Alcalde, en nombre del Concejo Municipal, se pronuncie oficial y públicamente, entregando su pleno apoyo a la lucha de los crianceros.

Continúa Rodrigo Araníbar: “Nosotros queremos resolver el problema. Si es necesario podemos comprometernos a pagar el fundo, pero considerando que durante estos 30 años hemos pagado gran parte de él.

“Primero deben mostrarnos los papeles que acrediten la tenencia legal de los terrenos y después podemos llegar a acuerdos”.

Manuel Valdivia Olivares, Secretario de la Comunidad nos señala: “Queremos conocer al dueño para saber a quién le estamos pagando. De la noche a la mañana aparecen y después desaparecen supuestos cobradores y capataces.

“Tenemos más de 30 años viviendo. Yo vivo aquí hace 28 años. Tengo 4 hijos que nacieron aquí.

“Hasta ahora no se acreditan los verdaderos dueños. Queremos saber la verdad. Si aparece un dueño tendremos que llegar a un acuerdo”.

Mario Cortés, quien tiene 66 años, nos dice: “Estoy acá desde el año 2000. Cuando más joven me dediqué a la agricultura y después a la ganadería. Se gana poco, pero se vive.

“Por eso vamos con los animalitos. Acá la famosa Ganadera Tongoy se nos puso difícil. Ahora en democracia entendemos con palabras y no a golpes. Queremos que aparezca el dueño con su respectiva escritura. Por eso nos tomamos el fundo, para evitar problemas ya que los capataces estaban poniéndose agresivos.

“Nosotros estamos agradecidos con la gente del Valle de Aconcagua que nos ha prestado su apoyo y este es un dichoso día”.

Entrevistamos también al Alcalde Guillermo Reyes, quien nos dice: “Venimos a conocer personalmente esta problemática. Esperamos construir un acuerdo.

“Se pide a la Ganadera Tongoy que demuestre fehacientemente que es la dueña.

“Durante la dictadura se remataron cerca de 11 millones de hectáreas. Los crianceros, estos vecinos, durante 40 años los más antiguos, han cuidado el paraje sin remuneración. Ellos han cuidado este lugar. No hay incendio. No hay basura.

“Si se acredita por parte de la Tongoy ser dueña del predio, entonces la Ganadera Tongoy tendría la obligación de pagar una millonaria indemnización a los crianceros que, por todos estos años, han cuidado el fundo. Esta comunidad tiene relación con la municipalidad, y nosotros haremos los máximos esfuerzos por encontrar una buena solución. Esto da para un juicio bien interesante, en favor de los crianceros”.

Volvemos con Luis Manzano para preguntarle por el problema del agua en Putaendo y por la propia Asamblea Popular, él nos comenta:

“La Asamblea de Putaendo nace por ahí en el año noventa, con Vicente Pérez a la cabeza, que bueno, hoy día ya no está con nosotros, y quién habla, que lo acompañó cuando constituimos la primera Asamblea a través de las organizaciones sociales de la comuna de Putaendo. Desde ahí que viene la Asamblea trabajando política y socialmente. Es una Asamblea que no es parte del sistema, de este sistema neoliberal, sino que estamos trabajando por una alternativa distinta.

“Creemos que este sistema ya tocó techo, entonces acá algo nuevo tiene que nacer, que surgirá a través de la organización y de la lucha. Por eso este apoyo firme y decidido a la lucha de los crianceros de El Manzano, porque abrimos una brecha de poder ir cambiando las cosas en Chile e ir motivando.

“Lo que quiero decir, es que la Asamblea lucha independiente de la institucionalidad. Somos independientes al cien por ciento, no nos casamos con nadie, con ninguna autoridad y somos autónomos, pero lo que nos interesa y lo hemos dicho siempre como Asamblea, es que la autoridad o la ley es el pueblo. Hay que empoderar a la gente y cuando la gente esté empoderada cualquier problema que sea, la lucha la va ganar, pero para eso se necesita la fuerza del pueblo, porque aquí la ley, en el caso de El Manzano, la ley son los crianceros, que vuelvo a repetir, tienen cincuenta, sesenta años viviendo aquí.

Compañero Luis, nosotros también hemos visto que aquí existe el problema del agua, en relación con un proyecto de una minera. Nos podría contar algo sobre eso:

Luis Manzano, nos relata: “Acá tenemos una gran problemática que es que se nos quiere instalar acá una minera. Hoy día están haciendo los sondajes, una minera con capitales transnacionales como Andes Cooper y además capitales del señor Luksic.

“Si se instala la minera estamos entre la vida y la muerte. Putaendo muere… para nosotros, si se instala la minera, Putaendo muere. Y es por eso que estamos dando esa lucha, por eso es que si se instala la minera, es seguro que vamos a perder el agua, o nos contaminan o nos envenenan. Se pierde todo lo que es agrícola y solamente quedaría la minera que son platas extranjeras, capitales canadienses.

“Junto a la minera hay un proyecto de una hidroeléctrica, y es más, la Dirección General de Aguas hoy día se pasó por el traste al pueblo de Putaendo, y está autorizando para que allí se ejecute y se haga esa hidroeléctrica sólo para beneficiar a la minera. Hay que agregar que se acaba de terminar un embalse, el cual también algunos agricultores de Putaendo pensamos que ese embalse está hecho para la minera y no para el riego en Putaendo. Ese es todo un paquete que viene amarrado por los señores del capital y que es amparado –por qué no decirlo–, por los gobiernos de turno que nos vienen gobernando que es la Nueva Mayoría”.

Tal como lo había advertido hace tiempo la Asamblea Popular de Putaendo, el pasado 28 de marzo de 2016, el director de Andes Cooper, Eduardo Cobarrubias, expuso en la Comisión Especial de Recursos Hídricos del Consejo Regional los dos proyectos que tiene para la provincia de San Felipe y específicamente para la comuna de Putaendo: una hidroeléctrica de aproximadamente 28 Megawatts, que se instalaría en el Río Rocín, en Putaendo, con el fin de producir energía para ser vendida al Sistema Interconectado Central, y un yacimiento minero de cobre y molibdeno, que se encuentra en la fase de exploración, el que muy pronto entrará en una etapa de definiciones de ingeniería, para comenzar a funcionar y medir sus impactos ambientales.

Respecto de los plazos, el funcionario de la transnacional Andes Copper señaló que “para la hidroeléctrica, presentaremos el Estudio de Impacto Ambiental a finales de este año, y luego viene una construcción de 12 a 15 meses, mientras que el proyecto minero está a 3 años de comenzar a definirse”.

Por último, le consultamos a Luis Manzano, qué les diría a los jóvenes, y a los trabajadores sobre todo, de cómo podrían ayudar a la causa de ustedes:

Manzano, concluye: “Yo creo que siempre los proyectos debieran de ser más ambiciosos, más emblemáticos, en donde, especialmente la juventud, debería ir pensando que este sistema neoliberal ya tocó techo, está reventado, está viciado, por lo tanto, debería irse empoderando de manera de ver mecanismos de cómo poder lograr hacer cambios profundos. Y ahí es donde yo creo, que deberían de insertarse los jóvenes en cada uno de los lugares de Chile con los sectores populares, decirles a la dueña de casa, a la temporera, al campesino y ahí ellos usar su profesionalismo, si están estudiando o están egresando, el poder irse empapando, porque ésta es una lucha que para hacer cambios profundos y tener una sociedad mejor, un Chile más justo, es indispensable que tenemos que juntarnos los trabajadores, los intelectuales, los campesinos, hasta el último campesino que vive en los cerros, como es en este caso donde estamos haciendo la entrevista en este momento”.

Luis, ahora que vienen elecciones, qué opinan ustedes de éstas?

“Mira nosotros como Asamblea no votamos, nos dice con convicción. Y hace rato que no votamos, porque no nos parece que la vía eleccionaria sea la solución para resolver los problemas. Hay que buscar formas y sistemas nuevos para llegar a cambios radicales, y por qué no decirlo, yo creo que un cambio revolucionario, un cambio profundo que sea de una vez por todas”.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*